ACTUALIDAD

02/01/2019 NOVEDADES QUE TRAERÁ ESTE 2019 PARA EL RÉGIMEN DE AUTÓNOMOS

2018 ha sido un año revuelto e inusitado dentro del panorama político español. Tras el ascenso del PSOE a la ejecutiva y ante la evidente falta de consenso en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado del 2019 por la que han sido prorrogados los del ejercicio anterior, la nueva ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha aprobado una serie de modificaciones cuyo conocimiento es pertinente si estás enmarcado dentro del régimen de autónomos:

– La cotización mínima para autónomos sufre un nuevo incremento que aumentará de los 932,40 € del año pasado, hasta 944,35 € al mes. A través de esta nueva modificación, ya en vigor en la fecha del presente artículo, veremos encarecida nuestra cuota mínima hasta un total de 283 € mensuales, lo que supone un incremento de alrededor de 60 € adicionales al año. Sin embargo, parece resultar una modificación positiva ya que por primera vez, trae aparejada la inclusión obligatoria de las contingencias profesionales, el acceso a la formación continua y el reconocimiento del paro de autónomos cuya cobertura pasará de 12 a 24 meses. Recordemos que tanto las contingencias profesionales cómo el paro de autónomos eran hasta ahora una cobertura optativa a la hora de cursar el alta y que los criterios justificativos para la obtención de este último eran especialmente complicados, llegando a rechazarse más de la mitad de las solicitudes presentadas. La ejecutiva del gobierno ha anunciado también la intención de facilitar el cobro de dicha prestación durante el 2019 pero de momento no hay nada en firme

– Para las nuevas altas en 2019, se mantiene la bonificación de la tarifa plana que ascenderá de los 50 € a los 60 €. Esta tarifa plana incluirá las contingencias profesionales pero no la formación ni la cobertura por desempleo. Adicionalmente, las trabajadoras por cuenta propia que vayan a ser madres, tendrán un plazo de dos años para poder solicitar y disfrutar de un año agregado bajo las condiciones de esta nueva tarifa plana. Recordemos que al mismo tiempo, las prestaciones por maternidad han sido declaradas exentas de tributar en IRPF y que nos hallamos en plazo todavía para su devolución.

– Se recrudecen las sanciones para la ya, y por desgracia tan común, figura del falso autónomo. Estás sanciones para el empleador, oscilarán entre una cifra mínima de 3100 € hasta poder llegar a los 10.000 € por cada falsa contratación. 

Pero quizás, la reforma más esperada por la mayoría de autónomos españoles que registran bajos ingresos, sea la de poder cotizar finalmente en función de los mismos. Debate que lleva años en la mesa pero del cual nunca han llegado a desarrollarse propuestas en firme. Según noticias recientes, el nuevo gobierno trasladará un proyecto este año para establecer un sistema de cuotas por tramos que contemplarán la opción de cotizar en función del beneficio neto generado por su negocio. Esta medida favorecería enormemente a aquellos autónomos que registran ingresos inferiores o limítrofes al SMI pero perjudicaría en mayor medida a aquellos que ganen más dinero. Uno de los conflictos más señalados que podría traer este cambio si llegase a aprobarse, es el factor de que traiga aparejado un notable aumento del fraude fiscal en IRPF para poder ver igualmente disminuidas las cuotas que se pagarían a la Seguridad Social. Es un hecho que la sostenibilidad del sistema de pensiones en España atraviesa su mayor momento de crisis en décadas, que la jubilación de aquellos autónomos que han cotizado por la base mínima es insuficiente cómo medio de vida y que cada vez más autónomos acuden a productos privados (planes de previsión asegurados, planes de pensiones, fondos de capital, etc…) para poder complementarlas. Ante la incertidumbre del sistema de pensiones y la implementación de este nuevo método por tramos, cada vez más autónomos se verían tentados a efectuar un diferimiento de sus cotizaciones hacia otros planes ofrecidos por entidades privadas para asegurarse su futuro.

 

03/07/2018 El Gobierno plantea que los autónomos coticen en función de todos sus ingresos

1,6 MILLONES DE AUTÓNOMOS COTIZAN POR LA BASE MÍNIMA / La nueva ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, quiere un acuerdo social y político para acabar con una lacra que perjudica al sistema de protección: 6.000 millones de euros de déficit.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, quiere corregir la cotización irregular de los autónomos a la Seguridad Social. Circunstancia que contribuye a mantener el déficit del sistema de protección social, que en 2017 ascendióa 18.800 millones de euros y a empeorar las pensiones de la mayoría de estos trabajadores.
La ministra planteó ayer la necesidad de que los trabajadores autónomos contribuyan a la Seguridad Social en función de sus ingresos reales. Se trata también de terminar con la libertad que tiene entre el 70% y el 80% de los que se consideran personas físicas de cotizar por la base mínima de la Seguridad Social. Es decir, 1,6 millones de autónomos, aunque el colectivo asciende a 3,2 millones de personas. También hay gerentes, directivos y propietarios de capital. Son los llamados autónomos societarios.

Hasta el año pasado, la cotización de estos últimos autónomos subía automáticamente con el Salario Mínimo Interprofesional.

En todo caso, Valerio dijo que en el Régimen de autónomos de la Seguridad Social hay una paradoja: por un lado hay trabajadores “que no tienen ingresos suficientes” para pagar la cotización social por cuenta propia, y por otro, hay personas con ingresos más elevados que muchos asalariados, que están pagando por El Gobierno plantea que los autónomos coticen en función de todos sus ingresos la base mínima, que este año es de 932,70 euros mensuales. Precisamente, esta laguna en las cotizaciones produce dos efectos sobre la Seguridad Social: la primera es que el Régimen
de Autónomos tiene un déficit de 6.000 millones de euros. En segundo lugar, el problema se agrava en el pago de las pensiones a muchos de estos trabajadores: el sistema debe complementar las prestaciones, porque, por su falta de cotización a la Seguridad Social, no llegan ni a tener la prestación mínima del sistema.

La ministra hizo estas declaraciones ayer, en la inauguración de un seminario sobre los autónomos organizado por ATA, una de las organizaciones más representativas del sector en San Lorenzo de El Escorial (Madrid). Los trabajadores por cuenta propia que cotizan por la base mínima, y sólo por contingencias comunes, pagarán este año 278,87€ euros al mes, una vez que se les aplica el tipo del 29,8% de cotización. La base máxima de cotización de los autónomos y de los trabajadores del Régimen General de la Seguridad Social es este año de 3.803,70 euros.

Un acuerdo político y social en este contexto, para simplificar la cotización de los trabajadores autónomos, y aumentar la recaudación de la Seguridad Social, Magdalena Valerio dijo: “Lo suyo sería que hubiese un acuerdo en virtud del cual, al igual que los trabajadores por cuenta ajena pagan en función de una serie de tramos de cotización según sus salarios reales, también los autónomos
pudieran hacer lo mismo”.

La propuesta tiene un matiz, según explicaron Valerio y el presidente de ATA, Lorenzo Amor. El autónomo debería ajustar cuentas con la Seguridad Social una vez pasado el ejercicio, porque, en la mayoría de los casos, no puede asegurar qué cantidad va a facturar, y a ingresar. Que va a tener una cierta regularidad en sus ingresos. En todo caso, la ministra pidió un acuerdo sobre el régimen
de cotización de las organizaciones de autónomos y en el Congreso de los Diputados. La Cámara Baja tiene dos comisiones trabajando que afectan a los autónomos: la que está estudiando la reforma de este colectivo, y la del Pacto de Toledo, que negocia la modificación de las pensiones.

Precisamente sobre el equilibrio del sistema de protección social, Valerio rechazó tajantemente cargar a las cotizaciones sociales más ayudas al empleo autónomo y al de carácter asalariado.
La ministra dijo que la tarifa plana en las cotizaciones sociales “es una buena manera de dar los primeros pasos para el creador de su propio puesto de trabajo”. Pero añadió que “todas las medidas de fomento del empleo se deben sufragar con los impuestos generales”.

 

 

Emprender hoy

El mundo empresarial es un ente cambiante que se reinventa con rapidez. De su naturaleza tradicional basada en el comercio y la prestación de servicios, ha evolucionado hacia una vorágine de intercambio de información global capaz de generar nuevas necesidades para consumidores potenciales que no existían escaso tiempo atrás.

Las transformaciones que se suceden a diario en este nuevo modelo de empresa, llevan a una mayor complejidad en las tareas e interacciones a las que tienen que hacer frente los nuevos empresarios/as para poder gestionar su modelo de negocio, y muy especialmente a las PYMES y autónomos que cada vez ven más complicado competir contra las grandes multinacionales en su sector.

Y es que, hoy en día, no basta con tener una buena idea para poder desarrollar tu proyecto profesional.

El emprendedor moderno/a, no solo debe conocer bien el sector en el que va a operar y asegurar a sus clientes calidad y distinción en los servicios o productos ofertados, sino que también deberá disponer de un buen diseño en su plan de negocio y convencerse de que, imprescindible para el mismo, será ocupar una parte significativa de su jornada laboral atendiendo tareas de otra índole como pueden ser la gestión de sus herramientas digitales y de las redes sociales, la supervisión y control de los servicios externalizados, el desempeño de tareas administrativas y financieras, obligaciones laborales y tributarias, mantenerse al corriente de las novedades que puedan afectarle jurídicamente y un largo etc. que le consumirá esfuerzo y tiempo.

Norgalia pretende establecerse como un recurso especializado en la figura del autónomo/a, que lo libere de una parte significativa de las mismas y le asesore en lo restante, a través de un paquete de soluciones integrales que puede conocer en nuestro apartado Servicios.